Trata con clientes enojados

Todos los negocios tienen diferentes tipos de clientes, por eso debes saber que te puedes encontrar con algunos groseros, enojados, furiosos y hasta violentos.

 

Tratar con este tipo de clientes es un gran reto, ya que, a menudo puedes sentir la presión de sus palabras, de sus acciones y hasta de sus gestos, pero lo aconsejable es no engancharse, ni atenderlo de mala manera.

La forma de tratar a un cliente molesto puede hacer la diferencia, así que ten en mente que, un cliente insatisfecho es propenso a correr la voz, dando malas reseñas sobre tu negocio. Por lo tanto, estos consejos pueden ayudarte a hacer frente a un cliente difícil.

 

1. Mantener la calma

Si al momento de atender a un cliente enojado tú también estás de mal humor, esto hace casi imposible que lo atiendas debidamente. Debes recordar que tu negocio es tu sustento y el de tu familia, así que, si te mantienes tranquilo, eres más apto para encontrar soluciones y alternativas a los reclamos de tus clientes.

 

2. Escuchar

Intenta mejorar tus habilidades para escucharlos, esto hace que los clientes se sientan más comprendidos y se den cuenta de que se les hace caso cuando hablan. Una manera de evitar los conflictos es permitir que los clientes expresen sus preocupaciones, algo que puede resultar ser todo lo que necesitas para calmar a tu cliente, además, si lo escuchas podrás analizar por qué se encuentra molesto y ofrecerle una alternativa.

 

3. Disculparse

Es importante que, cuando pase algo no deseado con un cliente, te disculpes con él. Aunque el problema no sea mayor, el cliente busca que se le dé la importancia que merece. Algunas veces el cliente buscará una disculpa por algo insignificante, pero esto puede ser detonante de un problema mayor.

 

4. Empatía

Demuestra al máximo tu aprecio por el cliente, ya que nunca sabes por lo que están pasando en ese momento. Algunas personas sufren por una mala experiencia, una enfermedad o por la pérdida de algún ser querido. Tal vez tu cliente acaba de recibir una mala noticia o simplemente se encuentra mal y lo mejor que puedes hacer es atenderlo de manera cordial para que se sienta mejor.

 

5. Alternativas

Es una prioridad tener en mente la satisfacción del cliente, por lo que, lo más aconsejable cuando un cliente enojado te reclama por algo que no ha encontrado, es responderle con alternativas a su búsqueda; al hacer esto le demuestras que te importa su satisfacción y posiblemente realice la compra. En el caso extremo de no poder ofrecerle una salida, coméntale que buscarás una solución a su inconveniente para su próxima visita.

 

Siempre es conveniente evitar situaciones de tensión con los compradores. La principal virtud que puedes tener es escucharlo lo más atento que puedas, aún cuando el cliente no tenga la razón. Tu respuesta ante el enojo de un cliente será esencial para sentar las bases de una buena relación vendedor-consumidor.

Todos tenemos situaciones difíciles a lo largo del día, sin embargo, tenemos que aprender a ser tolerantes. Como vendedor, nunca debes tolerar faltas de respeto ni situaciones que pongan en riesgo tu patrimonio, tu integridad, la de tus empleados o la de tus otros clientes, por lo que es necesario que hagas una evaluación de cada uno de tus consumidores y decidas el trato que darás a cada uno.

 

No te olvides de leer: El negocio de las frutas y verduras.

 

¡Síguenos en Facebook! Y recuerda que, para realizar publicidad con nosotros, debes ingresar en We Deliver Media Strategists.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*