¡Cuidado! Protege de robo, los rines de tu auto

El mercado de autopartes tiene una gran oferta de productos para mejorar la apariencia del automóvil. De entre todas las opciones, una de la más comunes es cambiar los rines de serie por unos más atractivos, ya sean de la agencia de la marca o en una tienda especializada de accesorios.

 

Entre las opciones de materiales en los cuales se fabrican rines puedes encontrar los de acero, con un diseño sencillo y estético, como los más económicos del mercado.

Por otro lado están los de aluminio, magnesio y aleación de materiales, todos tienen la características de ser ligeros y ofrecer una amplia gama de acabados. Hablando de precios, adquirirlos representa una inversión superior a la de las llantas. Sin embargo, al ser tan llamativos y costosos se convierten en un blanco perfecto para ladrones de autopartes, gracias a la gran demanda de estas piezas en el mercado negro.

 

“La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) mencionó que en la Ciudad de México, se reportan mínimo setenta robos de autopartes al día, las delegaciones más afectadas son Iztapalapa, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero.”

 

Medidas preventivas

Diversas empresas han desarrollado birlos de seguridad. Su costo va de los 300 pesos en adelante, el cual se incrementa según la marca y la calidad. El objetivo de estos birlos es impedir que el rin sea sustraído simplemente con una llave de cruz,  la única forma posible es con el dado especial, que sirve como una combinación. Además, como medida de máxima seguridad, las compañías que producen estos birlos hacen cientos de combinaciones posibles, de este modo se evita que el propietario de cada seguro para rines pueda retirar los de otro automóvil.

Otra forma de proteger los rines es con una compañía aseguradora. Muchas empresas ofrecen cobertura para estas piezas del auto, aunque no todas lo hacen, así que pregunta y asegúrate de que sea así.

 

Toma nota

  • Pon especial cuidado al birlo para tus rines. Es importante que elijas un lugar seguro para guardar esta pieza, de preferencia viaja con ella. En caso de una ponchadura no tendrás problema al cambiar el neumático.
  • Ojo con las pólizas de seguro y las compañías aseguradoras que sí protegen los rines, las cuales suelen tener cláusulas especiales para estas piezas, por ejemplo: que únicamente están protegidos los que venían con tu automóvil cuando lo compraste en la agencia, siempre y cuando fueran robados o dañados en un accidente.

 

Recuerda visitar Abarrotero.com para que encuentres toda la información sobre el mundo de los abarrotes, las ventas, las finanzas, ¡y mucho más!

 

Haz clic para ver todas las notas de Mi Motor.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*