Dile NO a la sobreprotección de los niños

Es completamente comprensible que, como padres, queramos que nuestros hijos estén siempre protegidos, pero como todo en esta vida, los excesos son malos.

 

Según la psicóloga María Jesús Álava, sobreproteger y cuidar excesivamente a los niños, sólo ocasiona que crezcan siendo personas débiles y dependientes, algo que no los prepara adecuadamente para la vida.

No hay una manual que nos enseñe a ser padres, sino que vamos actuando en función de nuestros instintos, de lo que creemos que es lo mejor y tomando como base la educación que nos dieron nuestros padres, por lo que te dejamos 3 puntos que, según Álava, son importantes para potenciar la autoconfianza de los niños.

 

  1. Incentivar la creatividad: para lograrlo, es necesario que no los castigues cuando realizan algún acto creativo (siempre estableciendo límites), por el contrario, permíteles que cometan errores, déjalos que expresen sus emociones y que echen a volar su imaginación.

 

  1. Respetar su singularidad: los niños, al igual que los adultos, son diferentes, y eso debe respetarse y más bien, hacerles sentir que son importantes y queridos de la forma en la que son, con sus particularidades. Los errores deben corregirse con tacto y dejar que su personalidad se desarrolle de la mejor manera.

 

  1. Exponer su fortaleza: todos tenemos miedos e inseguridades, por lo que es necesario que, como padre, busques la mejor forma de que tus hijos logren vivir con ellas, o que puedan superarlas, a la vez que se fortalecen. No fomentes que se vuelvan más débiles.

 

Errores comunes

  • Darles demasiadas instrucciones de cómo deben hacer las cosas.
  • Pedirles que copien perfectamente determinados modelos o patrones.
  • Prohibirles que hagan cosas distintas.
  • Castigarlos por expresar su creatividad.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*