Moderniza tu empresa

Estamos en pleno año 2019 y, ¿sigues teniendo métodos y servicios obsoletos en tu empresa? Probablemente ha llegado el momento de modernizarte.

 

Una de las primeras cosas que puedes hacer es renovar tu imagen corporativa. Si tu establecimiento es de esos típicos que llevan 10 años o más teniendo exactamente la misma fachada, ¿por qué no renovarla? Sin necesidad de cambiar el nombre, ni la razón de ser, puedes hacer un refrescamiento al exterior de tu negocio.

¿Tu tienda no está en Internet? Hoy en día, que un negocio no aparezca en la red es casi considerado como un pecado capital. Hay formas económicas y sencillas de tener presencia en este medio: página web, redes sociales, publicidad digital y el más importante, Google Maps. ¡Permite que te encuentren!

Como un adicional al tema de Internet puedes considerar el incorporar las ventas digitales. Todo va a depender del tipo de negocio que tengas, pero para este caso, debes responderte preguntas como:

  • ¿Los productos que vendo son fáciles de distribuir?
  • ¿En qué zonas puedo realizar despachos?
  • ¿Puedo incorporar un sistema de distribución de mis productos?
  • ¿Cuánto me costaría realizarlo?

No necesariamente tienes que establecer un sistema a través del cual las personas compren con tan sólo un clic, sino que puedes, por ejemplo, recibir los pedidos a través de WhatsApp u otras mensajerías. ¡Considéralo!

Otra de las implementaciones importantes que puedes realizar en tu tienda, si es que aún no la tienes, es la de instalar un sistema de punto de venta. Hay unos programas bastante básicos, prácticos y sencillos de utilizar que te pueden venir como anillo al dedo. Además, poder llevar un control de tus ventas, inventario y gastos, te permite gestionar más eficientemente tu empresa.

Para finalizar, es necesario que, tanto tú como tus empleados se mantengan actualizados en cuanto a los nuevos métodos de negocios, ventas y tecnología que vayan surgiendo. Una buena forma de hacerlo es leyendo diariamente sobre temas al respecto, siguiendo a personas del área, o realizando alguna que otra capacitación que resulte importante y beneficiosa.

Y recuerda: puede que no te guste mucho la modernidad, pero en negocios, la adaptación a los tiempos es fundamental. ¡Manos a la obra!

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*