Dales mantenimiento a tus neumáticos

El mantenimiento de tus neumáticos es muy importante debido a que son el único punto de contacto entre tu automóvil y la carretera. Tu seguridad y comodidad dependen de ellos.

 

Tus neumáticos cargan todo el peso de tu auto, lo que es un equivalente a 50 veces su propio peso, así que es importante que elijas los neumáticos apropiados y, por supuesto, que no olvides mantenerlos en buenas condiciones. Por eso te dejamos algunas recomendaciones para su mantenimiento.

 

Desgaste

El agarre y la tracción dependen de la profundidad del dibujo de los neumáticos, el límite de desgaste es de 1.6 mm y una medida menor es peligrosa. Los canales sacan el agua que

queda debajo de los neumáticos, los cuales, entre más profundos son, más agua sacan, reduciendo las posibilidades de derrape. No te olvides de verificar la profundidad periódicamente.

 

Presión

La presión adecuada disminuye el riesgo de perder el control de tu vehículo, además de que protege tus llantas de un desgaste prematuro. La presión puede disminuir por la salida natural de aire, pequeñas perforaciones o incluso si baja la temperatura del ambiente. 

Comprueba la presión cada mes y antes de salir de viaje, de preferencia con las llantas frías y que no hayan circulado más de 4 km. Si están calientes, aumenta la presión recomendada. Una presión correcta aumenta el tiempo de vida de tus llantas y de paso, te ahorras de 3% a 4% de gasolina.

La presión de inflado recomendada la puedes encontrar:

  • En el manual de usuario de tu automóvil.
  • En la parte lateral de la puerta del conductor.
  • En el interior de la tapa del depósito de gasolina.

 

Alineación y balanceo

La alineación ajusta los ángulos de las llantas y asegura que tengan un contacto adecuado con el pavimento. Una alineación correcta reduce el desgaste irregular de las llantas.

Por su parte, el balanceo permite que las llantas giren sin provocar vibraciones en los vehículos que van a determinadas velocidades, protege la suspensión, la dirección y la transmisión de tu auto, algo que mejora la facilidad de conducción y seguridad. Después de una reparación y cuando las llantas son nuevas, el balanceo es indispensable.

 

Rotación

Rota los neumáticos periódicamente para que el desgaste sea más uniforme en todas las llantas de tu auto. Te recomendamos rotarlos al menos una vez cada 10,000 km o 15,000 km.

Si tu vehículo es de tracción delantera, el desgaste es desigual en el eje delantero en relación al trasero, y si no rotas las llantas, tendrás como consecuencia una insuficiente capacidad de frenado, sobre todo en superficies mojadas.

 

Reparación

Si tus llantas se dañan con un clavo o bache mientras conduces, no continúes circulando o su estructura se dañará seriamente. El procedimiento correcto de reparación incluye desmontar el neumático de tu auto, para comprobar que no haya daños internos.

 

No te olvides de leer: 4 consejos para que tu auto contamine menos.

 

¡Síguenos en Facebook! Y recuerda que, para realizar publicidad con nosotros, debes ingresar en We Deliver Media Strategists.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*