Que no te llueva sobre mojado

Las lluvias continúan en distintos puntos de la Ciudad de México y muchos automóviles se ven afectados por este fenómeno natural. Afortunadamente no todo está perdido ante tales circunstancias, ya que en la mayoría de los casos se puede recuperar el vehículo.

 

Las posibilidades de salvarse dependen de un diagnóstico rápido y adecuado. Si estás en esta situación lo recomendable es actuar rápido, por lo que, a continuación, te mostramos los puntos más importantes a tener en cuenta.

 

Valoración

Los órdenes de la valoración recomendada para un coche afectado por inundación son: mecánica, electrónica, tapicería y por último, la carrocería. En este caso el orden de los factores sí afecta el resultado, así que te sugerimos ir punto por punto.

1. Mecánica: el sistema mecánico es lo primero que hay que salvar al recuperar un auto dañado por las inundaciones. Lo primero que te sugerimos sustituir es el filtro del aire del motor, tanto si es metálico como si su núcleo es de papel; de no hacerlo, en ambos casos el moho hará de las suyas. Normalmente la humedad acumulada en los filtros interiores ocasiona ruidos y malos olores. Otra de las afectaciones son los líquidos internos del coche como aceite y anticongelante, los cuales se ven dañados en sus propiedades originales.

 

2. Eléctrica: inspecciona desde la batería hasta las pequeñas luces del coche, todo sistema que funcione con energía debe ser evaluado y valorado, porque de lo contrario, el colapso de los sistemas que funcionan con electricidad como computadora, alternador y motor de arranque se hará evidente a corto plazo.

 

3. Tapicería: desmonta los asientos y los revestimientos del suelo y las puertas. Esto hace que la recuperación y ventilación de un vehículo dañado por las inundaciones sea mucho más rápida y efectiva. Aunque cada tipo de tapicería requiere de cuidados diferentes, lo primero que puedes hacer antes de acudir a un especialista es quitar la suciedad con un cepillo o esponja. Luego seca y aspira a fondo toda la tela para evitar humedad y posible moho.

4. Carrocería: previo a una situación de inundación, es posible que la lluvia esté acompañada con granizo que, en el caso del toldo, puede dañarlo considerablemente. En estos casos lo que queda por hacer es acudir tan pronto sea posible con un especialista.

 

Al terminar la valoración de los puntos anteriores, te sugerimos tomar una decisión objetiva. Recuerda que si el daño es mayor, la restauración será complicada. No es imposible, pero se requiere mucho tiempo y dinero para que tu vehículo sea el que fue antes.

 

Recuerda visitar Abarrotero.com para que encuentres toda la información sobre el mundo de los abarrotes, las ventas, las finanzas, ¡y mucho más!

 

Haz clic para ver todas las notas de Mi Motor.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*