Ve al gimnasio sin morir en el intento

Es probable que dentro de esa larga lista de propósitos que te planteaste a principios del año, luego de las celebraciones decembrinas, hayas decidido inscribirte en un gimnasio. Ya vamos a finalizar el 2018, y si aún no lo has hecho, te informamos que nunca es tarde para empezar.

 

Mantener el optimismo y la disciplina en lo que resta del año es difícil, pero no imposible, por eso te damos algunos consejos para que tu objetivo no quede sólo en buenas intenciones.

 

Metas reales

Si perder los kilos de más que subiste durante el año es tu único objetivo, sentimos decirte que no es buena señal. Dejar tu motivación en manos de la báscula sólo ocasionará que te frustres al darte cuenta de que los resultados no son tan inmediatos como esperabas. Incluso es muy probable que aumentes de peso, esto gracias a la masa muscular que vayas ganando.

Lo recomendable es que concentres tu energía en mejorar tu flexibilidad, aumentar tu resistencia física y reducir el estrés diario para mejorar tu salud.  Estos son indicadores de que tu esfuerzo vale la pena y son ellos precisamente los que deben motivarte para ser constante.

 

Establece un horario

Una vez que tengas claras cuáles son tus metas, establece un horario progresivo en función de tus actividades para que puedas cumplirlo con ganas y sin excusas. No sirve de nada asistir al gimnasio 2 días por semana y matarte durante 3 horas para luego no ir más o por el contrario, acudir todos los días para acabar aburrido.

Los expertos recomiendan ir con regularidad, de tres a cinco días a la semana, lo que es suficiente para mantener una condición física adecuada.

 

Cero excusas

Tener gripe con 38 grados de fiebre sí es un buen motivo para quedarte en casa y no ir al gimnasio; la lluvia, por otro lado, no. Elimina cualquier excusa, elige por ejemplo un gimnasio que se encuentre relativamente cerca de tu casa o tu zona de trabajo, prepara con anticipación la ropa y los accesorios que necesitas, considera las horas pico en las que el gimnasio está más lleno y si te es posible, evítalas.

 

Olvídate de las dietas

Una alimentación equilibrada no es sinónimo de dieta, sino de salud. Los expertos señalan que el 60% del éxito al realizar ejercicio regular depende de la alimentación de las personas. Te sugerimos acudir con un nutricionista para que te asesore con un plan de alimentación adecuado para ti y para el cumplimiento de tus objetivos.

 

Ábrete a nuevas opciones

Si todas las veces que vas al gimnasio realizas sólo un tipo de ejercicio, lo más probable es que termines por aburrirte. Acércate a los entrenadores del gimnasio, quienes, dependiendo de tu físico y objetivos, te guiarán con rutinas diferentes.

 

Recuerda visitar Abarrotero.com para que encuentres toda la información sobre el mundo de los abarrotes, las ventas, las finanzas, ¡y mucho más!

 

Haz clic para ver todas las notas de Salud.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*