Evita accidentes en el tráfico diario de la CDMX

Con más de 20 millones de habitantes, la Ciudad de México se ubica como la décima ciudad más poblada del mundo, por lo que el aumento en el tráfico vehicular es el pan de cada día para los conductores.

 

Las llamadas horas pico son cada vez más largas, casi se podría decir que duran todo el día, ¡una completa locura! Lamentablemente esta situación es propicia para que se originen accidentes en las principales vialidades.

Las prisas, la distracción por uso del celular, la imprudencia e intolerancia y el estrés son factores que motivan a que estos incidentes sean más frecuentes. Afortunadamente se pueden evitar, sólo se necesita un poco de empatía, calma y mucha paciencia.

Cada uno de nosotros podemos hacer nuestro respectivo aporte para que las principales rutas fluyan mejor, así que, a continuación te mostramos algunos consejos para tener en cuenta a la hora de manejar por la gran urbe.

 

Paciencia y sentido común

Manejar por la Ciudad de México se ha convertido en un deporte extremo, no falta el  conductor que se quiere meter a la mala, el microbusero que hace paradas en donde no debe, o las personas que le ponen más atención a su celular que al camino.

Está de más decir que estas situaciones hacen enojar a más de uno, sin embargo, es muy importante controlar este sentimiento negativo que generan ese tipo de conductores imprudentes y que carecen de cultura vial. Es fundamental que no te enganches, ya que, aunque no lo creas, muchos accidentes se ocasionan por peleas viales.

 

Distancia de seguridad

Este punto es tan importante en carretera como en la ciudad: ten en cuenta que, entre más cerca estés del automóvil de adelante, más difícil te será ver lo que ocurre en la vialidad, además te será prácticamente imposible reaccionar a una frenada de emergencia, ya sea por un bache (los cuales abundan), un accidente o una avería de otro vehículo. En la ciudad se recomienda mantener una distancia equivalente a dos autos y en carretera a la de cinco.

 

Lee también: ¡Aguas con el color del humo que sale de tu coche!

 

Mantén tu velocidad

Los límites de velocidad en nuestra ciudad están mal planeados, por lo que es necesario tener muy claro que las zonas urbanas están hechas para circular a una velocidad baja y media. Las frenadas bruscas y los cambios repentinos de carril son muy comunes en nuestro país, de ahí la indicación de no exceder los límites, ya que este factor se ha convertido en una causa muy frecuente de accidentes.

 

Usa intermitentes, ¡por el amor de Dios!

No existen los adivinos, tú sabes que vas a dar vuelta, pero sin el uso de este elemento nadie más lo hará. En nuestra ciudad, las luces direccionales e intermitentes prácticamente no existen. Poco más del 50% de los conductores no las usan, y lo más llamativo es que ni se preocupan por utilizarlas.

Muchos accidentes son ocasionados debido a la imprudencia, los conductores normalmente bajan su velocidad, se paran en seco o dan vuelta sin avisar al otro conductor. Están en el tablero de tu automóvil por una razón de seguridad, ¡utilízalas!

 

Semáforo preventivo

Se ha creado una mala cultura en la que, el color amarillo de un semáforo, significa acelerar lo más que se pueda antes de que se ponga el alto. Bastantes conductores lo hacen deliberadamente, en vez de reducir su velocidad y detenerse. Esta práctica es la que más accidentes mortales ocasiona. Por ello, es crucial que cuando veas la luz preventiva en el semáforo, te detengas. Más vale llegar un par de minutos más tarde, que ocasionar un accidente.

 

¡Pon tu granito de arena! Al conducir, la vida y el tiempo de otras personas también está en tus manos.

 

Para realizar publicidad en nuestra revista, por favor ingresa en We Deliver Media Strategists

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*