Ya llegó, ya está aquí: diciembre el mes más vendedor -parte 2-

Sin duda, el mes de diciembre es sinónimo de buenas ventas. Aún con la competencia de las grandes cadenas, los pequeños negocios se mantienen dentro del gusto y preferencia de los clientes.

 

Esta tendencia no es para confiarse y dormirse en los laureles, ya que existen diversos factores que siempre deben cuidarse para mantenerse en el juego. Entre los más importantes podemos mencionar: el buen servicio, la cercanía con los clientes y los buenos precios; los cuales son aspectos que marcan la diferencia.

En esta época decembrina las tienditas deben doblar esfuerzos, no solo para vender más, sino para ganar más clientela. Por ello, a continuación te presentamos algunas pautas a tener en cuenta para sacarle provecho a estas fiestas.

 

Identifica el tipo de cliente que entra en tu tienda

La época navideña genera muchos clientes no tradicionales, como los amigos o familiares de tus clientes o gente que pasa por tu tienda buscando un producto en especial. Te sugerimos atenderlos como si fueran tus clientes de toda la vida y mantenerte alerta. Si les das un buen trato, probablemente ganarás fidelidad de su parte. Aprende a identificar los tres perfiles más destacados:

 

El cliente analítico: este cliente va a lo que va. Normalmente no se deja guiar por el sentimiento del ambiente navideño. Su compra obedece más a una necesidad que a un impulso. Por ello a él no se le puede endulzar el oído, pues conoce perfectamente lo que va a comprar. En este caso te sugerimos únicamente guiarlo y sugerirle otras opciones en caso de no tener lo que él busca.

 

El cliente exigente: usualmente, cuando toma la decisión de comprar algo, difícilmente cambia de idea. Está casado con productos y marcas específicas, razón por la cual es difícil recomendarles nuevas opciones. Hazlo sentir que él tiene el control, si crees que puedes mejorar su primera elección, demuéstrale con hechos el producto que en realidad le conviene comprar. Si logras convencerlo, has ganado un nuevo cliente.

 

El cliente expresivo: su compra depende del entusiasmo con el que lo recibas y lo atiendas. A este cliente es necesario consentirlo y motivarlo, es decir, mostrarle muchas opciones que le permitan escoger libremente.

 

Trato cálido

Los clientes siempre esperan que se les atienda con amabilidad, sin embargo, en Navidad se despierta la sensibilidad de las personas, lo que los hace más exigentes en este aspecto, por ello, te sugerimos no perder de vista los siguientes aspectos:

 

Saludo: un saludo afectuoso y cálido establece automáticamente un lazo con tu cliente. Te sugerimos agregar frases como: ¿en qué le puedo ayudar? A sus órdenes, bienvenido, etc.

 

Sonríe: las personas que tienen el espíritu navideño al máximo nivel suelen andar todo el mes con una sonrisa en el rostro. Contágiate de la alegría propia de la época y atiéndelos con una sonrisa también. Mantén el espíritu navideño en tu tienda.

 

Redobla esfuerzos, horarios y servicios

En Navidad también se altera el horario de servicio, las personas suelen salir más tarde debido a las cenas, posadas y demás compromisos, por lo que la demanda de productos como cigarros, cerveza, botanas, vasos desechables y otros, aumenta. De ahí la importancia de ampliar tus horarios de servicio, así como implementar entregas a domicilio.

Anuncia los nuevos horarios de apertura y cierre de tu tienda, destacando que es para ofrecer un mejor servicio. Ten por seguro que los clientes se sentirán importantes.

 

Lee también: Ya llegó, ya está aquí: diciembre el mes más vendedor -parte 1-.

 

Para realizar publicidad en nuestra revista, por favor ingresa en We Deliver Media Strategists.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*