Alienta a tus clientes a comprar más, ofreciendo combos de productos

Ofrecer combos de productos es una estrategia exitosa para incrementar y multiplicar tus ventas, ya que el precio es el factor que más afecta la decisión de compra de los clientes.

 

Una de las promociones más populares en el sector abarrotero es el combo, o combinación de productos, así que, a continuación, te damos algunas mezclas de artículos que pueden satisfacer y complementar las necesidades de tus consumidores.

Antes de poner en marcha esta estrategia, asegúrate de que los clientes van a obtener un beneficio económico al comprar el combo que ofreces y que los productos que lo componen sean necesarios. Una buena combinación de artículos motiva a comprar uno o más productos adicionales.

 

Pastas: las pastas y las salsas de tomate son la pareja perfecta. Te sugerimos experimentar agregando pan blanco o bolsitas de condimentos.

Café: el café soluble se complementa perfecto con leche en polvo, azúcar, pan dulce y galletas. Incluso puedes solicitar a tus proveedores muestras gratis de sobres de café y agregarlos en el combo.

Sal: este producto es un comodín, ya que lo puedes mezclar con casi todos los alimentos. Empieza por ofrecer este artículo con botellas de aceite, pastas y todo tipo de granos como arroz, frijol y lentejas. Puedes agregar también un cubo de caldo de pollo para complementar y motivar la compra.

Pasta de dientes: unas de las promociones más comunes son las que mezclan pasta dental con cepillos de dientes, enjuague bucal e incluso jabón de tocador.

Detergentes: en el hogar siempre son necesarios los artículos de limpieza, así que aprovecha esta situación y ofrece botellas de cloro con bolsas de detergente en polvo y limpiadores multiusos con escobas o guantes. Te aseguramos que un buen precio en la combinación de estos productos, motivará a más de un ama de casa a comprar esta promoción.

 

Para tener en cuenta

Productos complementarios: es la combinación de dos o más productos que complementan el consumo de uno con el otro como, por ejemplo, pan y mermelada.

Productos nuevos: para dar a conocer e impulsar la venta de mercancía nueva, mezcla estos productos con aquellos que tienen alta rotación, de manera que tus clientes adquieran algo novedoso, por la compra de algo habitual.

Productos de poca venta: son aquellos que presentan baja rotación. Una buena estrategia es bajar su costo y combinarlos con aquellos que se venden con gran éxito. El objetivo es mover esta mercancía estancada y, al mismo tiempo, que el consumidor perciba una ganancia y ahorro en su compra.

 

Lee también: Revive tu negocio en el Día de Muertos.

 

Para realizar publicidad en nuestra revista, por favor ingresa en We Deliver Media Strategists.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*