Ahorra energía eléctrica en tu tienda

Para ahorrar energía eléctrica en tu negocio, debes evitar el mal uso de algunos servicios básicos, ya que es uno de los factores que te hacen perder dinero a largo plazo.

 

Te presentamos algunas medidas sencillas de implementar, para que ahorres en consumo de energía eléctrica y aumenten tus ganancias.

 

Verifica que las instalaciones eléctricas internas y externas de tu local se encuentren en óptimas condiciones

Es importante que los cables por donde circula la energía no estén calientes al tacto y, si es el caso, contacta a un electricista para que identifique el punto en donde existe una circulación de corriente eléctrica excesiva. En algunos casos, un falso contacto en las conexiones o un refrigerador viejo pueden ser la causa del sobrecalentamiento de los cables.

 

Evita conectar varios aparatos en un mismo enchufe

Hacer esto puede originar cortos circuitos por sobrecargas. Si en tu tienda se utiliza mucha energía eléctrica, divide la instalación por áreas. Te recomendamos utilizar tres medidores de luz que distribuyan el consumo de electricidad que te ayuden a ahorrar en el consumo.

Otro punto a considerar es, que si tu instalación eléctrica es de balastros magnéticos convencionales, los sustituyas por unos electrónicos. Con esto puedes ahorrar hasta un 30% de energía eléctrica.

Además, te recomendamos que la caja de fusibles e interruptores eléctricos esté ubicada cerca del área de cobro, ya que, en caso de que haya algún problema, podrás cambiar de inmediato los fusibles o subir el switch sin dejar la caja registradora sola y a los clientes esperando.

 

En cuanto a la iluminación

La iluminación es otro factor importante a tomar en cuenta, esta se divide en externa e interna y, para la primera, te sugerimos instalar celdas solares que identifican el día o la noche, las cuales accionan las luces cuando se requiere, y también considerar los sensores de movimiento. Estas dos medidas requieren de una inversión extra, pero el ahorro monetario y de energía son significativos a mediano y largo plazo.

Con respecto a la iluminación interna, lo aconsejable es colocar dos o más apagadores, esto con la finalidad de aprovechar las luces según se requieran. Utiliza focos ahorradores de energía que, aunque su precio es mayor, el consumo energético es de hasta cuatro veces menos y duran 10 veces más que las bombillas normales. Limpia regularmente el polvo de focos y lámparas, ya que este bloquea la salida de la luz.

 

Ahorrando energía de todas las formas posibles

Compra o solicita a tus proveedores refrigeradores ahorradores de energía y asegúrate de que los sellos y empaques de las puertas estén en perfecto estado, así evitarás que suba la temperatura del interior. Aprovecha la capacidad de almacenaje para colocar la mayoría de los productos que necesitan refrigeración, cuanto más lleno esté, menos energía gastará.

Algunos aparatos, como cargadores de celulares y equipos de cómputo, aún apagados consumen electricidad y pueden llegar a gastar hasta 20 vatios, por lo que lo ideal es desconectarlos cuando no los estés utilizando.

Aprovecha la luz del sol y, en lo posible, mantén abiertas las ventanas, cortinas y persianas de tu local, pues además de ahorrar electricidad, estarás trabajando con luz que afecta menos a tus ojos. Otra opción para aprovechar la luz del día es pintando las paredes y techos de tu tienda con colores claros que ayuden a que la iluminación se refleje y se distribuya mejor.

 

Lee también: Haz tu negocio más interesante.

 

Para realizar publicidad en nuestra revista, por favor ingresa en We Deliver Media Strategists.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*